Iluminación para acuarios

Otro factor importante en nuestro acuario es la luz. Son muchos los aficionados decepcionados con acuarios en los que se suceden las desgracias una tras otra: invasión de algas de todos los colores, mortandad muy alta de animales. etc…

Estos acuarios enfermos, en demasiados casos, no poseen una iluminación correcta. Con esto no se quiere decir que no existan más causas para los problemas del acuario, pero la luz es un factor fundamental.

Lo ideal y más apropiado para nuestro acuario son las luces de baja radiación que intensifican los colores de los peces y la producción de algas es mínima. Este tipo de luces vienen en tres colores que son:

Luz azul

Esta luz tiene propiedades especiales en acuarios de agua dulce y agua salada. En los corales estimula su crecimiento y actividad, en las plantas naturales de agua dulce también se convierte en complemento Y por último realza los peces de tonos azules y da un tono de más claridad al agua.

La luz de color rosado

Hace que los naranjas, rojos, amarillos se se vean con colores más vivos y como la luz es algo tenue, contrastan muy bien cualquier ornamento.

Luz de alta intensidad

Este tipo de luz es óptimo para acuarios plantados, realza el color de las plantas, peces y es su principal fuente nutrición.

Combinando nuestra luces podremos apreciar es espectro que refleja en el agua, por lo tanto veremos nuestros peces con su color al máximo y unas plantas con vigorosidad y un rápido desarrollo.

Normalmente el acuario con un ecosistema en desequilibrio, es un recipiente comprado en comercios, provisto (por serie) con sistemas de iluminación que no cubren las necesidades reales. La falta de luz o su exceso produce irremediablemente algún tipo de desorden que puede desembocar en desastre. Por este motivo, la luz es un factor muy importante como mínimo, para mantener un acuario sano.